miércoles, 21 de enero de 2009

LA LISTA DE SCHINDLER.

Autores: Gonzalo Viñas Moya, Nerea Baños Sánchez, Jessica Díaz Rosal, Soraya Merino y Cristina Roa.


OSKAR SCHINDLER

Nace en 1908 y muere en 1974. Es un industrial alemán cuya actuación salvó la vida de numerosos judíos durante el nazismo. Nació en Zwittau, en los Sudetes (Checoslovaquia). Estudió ingeniería y sirvió en el ejército checoslovaco antes de convertirse en director de ventas de un fabricante de productos eléctricos. En 1939, fue espía para los alemanes durante sus viajes a Polonia, y en octubre se trasladó a Cracovia para dirigir una fábrica de productos esmaltados, que se convirtió en el lugar donde llevó a cabo su labor humanitaria, que comenzó cuando el gheto de Cracovia fue destruido (1943) y se construyó un campo de concentración local. En 1944, Schindler logró, mediante sobornos, que su fábrica y sus trabajadores fueran trasladados a Checoslovaquia, y no a Auschwitz. Después de la guerra, dirigió un rancho en Argentina (1949-1957), quebró y regresó a Alemania. En 1961 fue invitado a Israel, donde recibió la Cruz del Mérito en 1966 y una pensión del Estado en 1968.

.

BASAMOS NUESTRA HISTORIA EN LA PELI.
.

Oskar Schindler era un checoslovaco pero se hizo pasar por miembro del partido Nazi. Tenía una fábrica en la que metía a muchos judíos para que trabajaran para él y sobre todo para que no los mataran.

Los nazis mataban a todos los judíos, cosa que nosotros no entendemos, ya que somos todos iguales.

Oscar un día cuando todos estaban desenterrando los cadáveres que estaban enterrados debajo de la tierra, porque podían cogen un montón de enfermedades, vio a una niña de unos 5 años (con un abrigo rojo) que la llevaban muerta para quemarla.

Cuando vio esa imagen, fue cuando recapacitó y quiso salvar a los demás judíos.

Hizo una lista en la que puso el nombre de un montón de judíos para que los trasladaran a otro sitio, otro mucho más seguro y tranquilo. Cuando los metieron en vagones, los separaron: mujeres y niñas por un lado y hombres y niños por otro.

El tren de las mujeres se equivocó y las llevó a unas cámaras de gas, pero justo antes de que echaran gas, alguien activó las duchas y no las asfixiaron. Por suerte Oskar logró salvarlas y las llevó con sus maridos e hijos. Se arrepentía de no haber puesto más nombres en esa lista, creían que eran muy pocos y que había hecho todo mal. Oskar les dejó en un sitio seguro y se marchó, ya que le buscarían porque después de la guerra, al ser miembro del partido nazi, se habría convertido en un asesino.


¿Qué hizo?

Oskar Schindler, es conocido como una de las pocas personas, que en la Segunda Guerra Mundial, salvó a miles de judíos; y no sólo eso, también salvó a los descendientes de estos.

Al principio, Oskar Schindler, no tenía intenciones de salvar a los judíos (partícipes de esa terrible catástrofe), ya que lo único que él buscaba, era “hacer dinero” con la guerra pero, poco a poco, se fue dando cuenta que él formaba parte de aquello que estaba ocurriendo, y no dudó en arruinarse para hacer lo que hizo.

La situación en la que se encontraba le ayudó a poner en marcha esa “salvación”, pero a la larga, podemos decir, que se jugó la vida. Esta puesta en marcha que tuvo, la hemos denominado: “jugar con fuego”.

Oskar llegó al nivel más alto de la humanidad, ya que, siendo miembro de las SS (policía Nazi), se dio cuenta de que los judíos eran y son personas con los mismos derechos que los demás, y decidió darles una oportunidad salvándoles la vida.

En el preciso instante en el que salvó una vida judía, se colocó en una situación tan delicada, que cualquier prueba que incitase lo que estaba haciendo, le daría la misma suerte que en aquel entonces tenían los judíos, o incluso peor, ya que se había convertido en un traidor.

Oskar, con todo el dinero que recaudó de la fábrica, lo invirtió en salvar a los judíos, ahora denominados “los judíos de Schindler”. Pero como hemos dicho antes, el dinero no fue lo que más le perjudicó perder, sino lo peor era que descubrieran algo que es tan grave para un miembro nazi, como salvar la vida de judíos, que para ellos no tenían ni el valor de un animal.

Ante todo lo que hizo, la noche que terminó la guerra, cuando empezó su huida, Oskar se derrumbó al ver que podría haber salvado más vidas.

Después de la guerra, cuando todo acabó, Schindler no hizo más que comenzar su aventura hacia la muerte, ya que le buscarían por pertenecer a las S.S.; por ser un “asesino”.

Tuvo que huir a Argentina, donde se encontraba su mujer, y no fue hasta 1960, cuando reconocieron la labor que había realizado, gracias al cual, generaciones de judíos vivirían.

Schindler falleció en el año 1974, en Hildesheim, a la edad de 66 años.

Actualmente se encuentra sepultado en el cementerio de Jerusalén, donde se realizan homenajes en honor a lo que hizo y lo que hará, porque las vidas de estos judíos que salvó, tendrán como consecuencia descendientes que extenderán su significado hasta el final de la especie humana.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada